¿Qué cabrestante comprar?

Que factores debes tener en cuenta para hacer la elección adecuada.

Polipasto Eléctrico ¿Factores a tener en cuenta antes de comprar?

Si te encuentras en la búsqueda de un cabrestante, es importante que sepas qué tipo de cabrestante necesitas para la tarea que deseas realizar. En este artículo te ayudaremos a conocer qué cabrestante comprar y qué factores debes tener en cuenta para hacer una elección acertada.

Guía completa para elegir el mejor cabrestante para ti.

Primero veamos … ¿Qué es un cabrestante?

Un cabrestante es un dispositivo mecánico utilizado para tirar o levantar cargas pesadas en gran variedad de aplicaciones, como la construcción, obras públicas, energías renovables, la industria minera, la marítima, espectáculos. la forestal, pequeña industria etc. Consiste en un tambor cilíndrico que está diseñado para enrollar una cuerda, cable o cadena, y tiene un mecanismo de frenado para detener el tambor y mantener la carga en su lugar. El tambor se acciona mediante un motor eléctrico, hidráulico o manual, que gira la cuerda alrededor del tambor para levantar o tirar de la carga.

Los cabrestantes se utilizan a menudo para levantar y bajar objetos pesados o para tirar de objetos pesados a través de la superficie del suelo. También se utilizan en vehículos todoterreno y embarcaciones para arrastrar o remolcar objetos pesados. Los cabrestantes pueden ser operados manualmente o pueden ser controlados electrónicamente con un control remoto para mayor precisión y comodidad.

¿Qué cabrestante comprar? ¿Qué es un cabrestante?

Tipos de cabrestantes

Existen varios tipos de cabrestantes, cada uno diseñado para una tarea específica. ¿Qué cabrestante comprar? A continuación, se describen algunos de los tipos de cabrestantes más comunes:

  1. Cabrestante manual: Un cabrestante manual es accionado por una manivela y es adecuado para aplicaciones ligeras, como levantar cargas pequeñas o para uso recreativo.
  2. Cabrestante eléctrico: Un cabrestante eléctrico utiliza un motor eléctrico para levantar cargas y es adecuado para aplicaciones que requieren una mayor capacidad de elevación. Los cabrestantes eléctricos se utilizan comúnmente en la industria de la construcción, la industria naval, espectáculos y la minería.
  3. Cabrestante hidráulico: Un cabrestante hidráulico utiliza un sistema hidráulico para levantar cargas y es adecuado para aplicaciones que requieren una gran capacidad de elevación. Los cabrestantes hidráulicos se utilizan comúnmente en la industria de la construcción, la industria naval y la minería.
  4. Cabrestantes de gasolina: Son portátiles y pueden ser trasladados fácilmente a cualquier lugar en el que se necesiten. Estos cabrestantes pueden ser utilizados para levantar o arrastrar cargas pesadas de manera rápida y eficiente.

Y otros, categorizados por el tipo de aplicación:

Cabrestante de anclaje: Un cabrestante de anclaje se utiliza en embarcaciones para levantar y bajar el ancla. Este tipo de cabrestante es común en la industria naval y en deportes acuáticos como la pesca y el buceo.

Cabrestante de rescate: Un cabrestante de rescate se utiliza en operaciones de rescate para levantar y mover cargas pesadas, como vehículos accidentados o estructuras colapsadas.

Cabrestante de remolque: Un cabrestante de remolque se utiliza para remolcar vehículos y equipos pesados.

Cabrestante industrial: Los cabrestantes industriales se utilizan para aplicaciones pesadas en la industria, como la construcción de puentes, la minería y el petróleo y el gas.

Cabrestante portátil:  Algunos modelos incluso están equipados con funciones de seguridad, como limitadores de carga y frenos de emergencia, para proteger a los usuarios y a las cargas que se están levantando o arrastrando.

En conclusión, hay varios tipos de cabrestantes, cada uno diseñado para una tarea específica, desde aplicaciones ligeras hasta aplicaciones pesadas en la industria. Es importante elegir el tipo de cabrestante adecuado para la tarea que se va a realizar.

¿Qué cabrestante comprar? tipos de cabrestantes

Apúntate al Newsletter y estarás informado de todas nuestras novedades.

¿En que tipos de industrias se utilizan los cabrestantes?

Los cabrestantes se utilizan en una amplia variedad de industrias para levantar, tirar o arrastrar objetos pesados. Algunas de las industrias en las que se utilizan comúnmente los cabrestantes incluyen:

  1. Industria de la construcción: los cabrestantes se utilizan para levantar materiales de construcción, maquinaria y otros objetos pesados.
  2. Industria naval: los cabrestantes se utilizan para levantar y mover cargas pesadas en los barcos, como el ancla y otros equipos.
  3. Deportes recreativos y espectáculos: los cabrestantes se utilizan para actividades recreativas como el esquí acuático, el wakeboard y el parasailing, para permitir que el esquiador o el deportista se muevan a través del agua, o para manipular elementos en obras de teatro, conciertos, etc.
  4. Minería: los cabrestantes se utilizan en la industria minera para levantar y mover materiales pesados ​​y equipos.
  5. Agricultura: los cabrestantes se utilizan para mover maquinaria y cargas pesadas en las granjas, como los tractores y otros equipos agrícolas.
  6. Rescate: los cabrestantes se utilizan en operaciones de rescate para levantar y mover cargas pesadas, como vehículos accidentados o estructuras colapsadas.

En resumen, los cabrestantes se utilizan en una amplia variedad de industrias donde se necesita levantar, tirar o mover objetos pesados. Entonces…¿Qué cabrestante comprar? Veamos antes un para de factores importantes.

¿en que industrias se utilizan los cabrestantes?

¿Qué cabrestante comprar? estos son los factores más importantes a tener en cuenta.

Si estás interesado en utilizar un cabrestante, es importante conocer algunas de las características técnicas más importantes que debes tener en cuenta antes de elegir uno. Aquí hay algunas cosas técnicas que necesitas saber acerca de un cabrestante:

  1. Capacidad de carga: La capacidad de carga es la cantidad máxima de peso que puede levantar o arrastrar el cabrestante. Es importante elegir un cabrestante con la capacidad adecuada para la tarea que necesitas realizar.
  2. Velocidad: La velocidad de un cabrestante se refiere a la velocidad a la que puede levantar o arrastrar cargas. Es importante elegir una velocidad que sea adecuada para la tarea que necesitas realizar, ya que una velocidad inadecuada puede afectar la seguridad y la eficiencia del trabajo.
  3. Longitud del cable: La longitud del cable es la distancia máxima que puede alcanzar el cable del cabrestante. Es importante elegir una longitud de cable adecuada para la tarea que necesitas realizar, ya que una longitud inadecuada puede afectar la seguridad y la eficiencia del trabajo.
  4. Tipo de cable: El tipo de cable puede variar según el tipo de cabrestante y la tarea que se necesita realizar. Por ejemplo, algunos cabrestantes utilizan cable de acero, mientras que otros utilizan cable sintético. Es importante conocer las diferencias entre los diferentes tipos de cable y elegir el adecuado para la tarea que necesitas realizar.
  5. Fuente de energía: Los cabrestantes pueden ser alimentados por diferentes fuentes de energía, como electricidad, gasolina o hidráulica. Es importante conocer las diferencias entre los diferentes tipos de energía y elegir el adecuado para la tarea que necesitas realizar.
  6. Funciones de seguridad: Los cabrestantes pueden incluir diversas funciones de seguridad, como limitadores de carga, frenos de emergencia y sistemas de protección contra sobrecarga. Es importante conocer estas funciones y asegurarse de que el cabrestante que elijas incluya las funciones de seguridad adecuadas para la tarea que necesitas realizar.

En definitiva, algunas de las características técnicas más importantes que debes conocer acerca de un cabrestante incluyen su capacidad de carga, velocidad, longitud y tipo de cable, fuente de energía y funciones de seguridad.

¿Tienes alguna duda?
Nuestro Depto. Técnico te atenderá encantado.

(en el formulario de abajo)

Aquí os dejamos nuestra gama completa de Cabrestantes, después de 30 años fabricando y distribuyendo equipos para la elevación de cargas, sabemos que los Cabrestantes Huchez son garantía de seguridad, eficiencia y durabilidad.

Cabrestantes Huchez

CABRESTANTES CARGOFLET BLASANT

Grúas Pórticos y Grúas Ligeras

REVISÓN Y MANTENIMIENTO DE POLIPASTOS

CONTACTO

    Respetamos al máximo la política de Protección de Datos

    RESPONSABLE: CARGO FLET BLASANT, S.L. │ FINALIDAD PRINCIPAL: Responder las consultas y peticiones de información los equipos que fabricamos y los equipos de los que somos distribuidores │ LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado │ DESTINATARIOS: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal │ DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas │ INFORMACIÓN ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad

    Preguntas Frecuentes

    PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE CABRESTANTES2023-05-11T21:54:28+02:00

    Un cabestrante es un dispositivo mecánico utilizado para levantar o tirar de objetos pesados utilizando una cuerda o cable enrollado alrededor de un tambor giratorio. Es comúnmente utilizado en la industria naval, la construcción, la minería, la agricultura y en aplicaciones de rescate.

    El diseño básico de un cabestrante incluye un tambor giratorio, una manivela o motor para hacer girar el tambor y un sistema de frenado para controlar la velocidad y evitar el retroceso. El cable o cuerda se enrolla en el tambor, y el extremo libre se sujeta a la carga a levantar o tirar. Al girar el tambor, el cable o cuerda se desenrolla, lo que permite que la carga se levante o se tire.

    Existen varios tipos de cabestrantes disponibles, que incluyen manuales y eléctricos. Los cabrestantes manuales son accionados a mano mediante una manivela, mientras que los eléctricos son accionados por un motor eléctrico. Los cabrestantes eléctricos son más rápidos y eficientes que los manuales, pero también son más costosos.

    Los cabestrantes se utilizan en una amplia variedad de aplicaciones, como el izado de velas en barcos, la elevación de materiales en la construcción de edificios, la tracción de vehículos atascados en la nieve o el barro, la extracción de árboles caídos y en la industria minera para extraer materiales de las minas. Además, los equipos de rescate también utilizan cabrestantes para levantar a personas en situaciones de emergencia.

    Ambas palabras son correctas y se refieren al mismo dispositivo mecánico utilizado para levantar y tirar cargas pesadas. «Cabrestante» es la palabra más utilizada en España, mientras que «Cabestrante» se usa con más frecuencia en América Latina. La elección de una u otra palabra depende del dialecto y la región geográfica en la que se utilice.

    Ambas formas son correctas y aceptadas por la Real Academia Española (RAE). En algunos países se prefiere el término «cabestrante», mientras que en otros se utiliza más el término «cabrestante». La elección de una u otra forma dependerá del lugar y del contexto en el que se utilice.

    Existen varios tipos de cabestrantes, cada uno diseñado para una tarea específica. A continuación, se describen algunos de los tipos de cabrestantes más comunes:

    1. Cabestrante manual: Un cabrestante manual es accionado por una manivela y es adecuado para aplicaciones ligeras, como levantar cargas pequeñas o para uso recreativo.
    2. Cabestrante eléctrico: Un cabrestante eléctrico utiliza un motor eléctrico para levantar cargas y es adecuado para aplicaciones que requieren una mayor capacidad de elevación. Los cabrestantes eléctricos se utilizan comúnmente en la industria de la construcción, la industria naval, espectáculos y la minería.
    3. Cabestrante hidráulico: Un cabrestante hidráulico utiliza un sistema hidráulico para levantar cargas y es adecuado para aplicaciones que requieren una gran capacidad de elevación. Los cabrestantes hidráulicos se utilizan comúnmente en la industria de la construcción, la industria naval y la minería.
    4. Cabestrante de gasolina: Son portátiles y pueden ser trasladados fácilmente a cualquier lugar en el que se necesiten. Estos cabrestantes pueden ser utilizados para levantar o arrastrar cargas pesadas de manera rápida y eficiente.
    5. Cabrestante portátil:  Algunos modelos incluso están equipados con funciones de seguridad, como limitadores de carga y frenos de emergencia, para proteger a los usuarios y a las cargas que se están levantando o arrastrando.

    Y otros categorizados por el tipo de aplicación:

    Cabrestante de anclaje: Un cabrestante de anclaje se utiliza en embarcaciones para levantar y bajar el ancla. Este tipo de cabrestante es común en la industria naval y en deportes acuáticos como la pesca y el buceo.

    Cabrestante de rescate: Un cabrestante de rescate se utiliza en operaciones de rescate para levantar y mover cargas pesadas, como vehículos accidentados o estructuras colapsadas.

    Cabrestante de remolque: Un cabrestante de remolque se utiliza para remolcar vehículos y equipos pesados.

    Cabrestante industrial: Los cabrestantes industriales se utilizan para aplicaciones pesadas en la industria, como la construcción de puentes, la minería y el petróleo y el gas.

    En resumen, hay varios tipos de cabrestantes, cada uno diseñado para una tarea específica, desde aplicaciones ligeras hasta aplicaciones pesadas en la industria. Es importante elegir el tipo de cabrestante adecuado para la tarea que se va a realizar.

    Un torno manual o cabestrante manual es una herramienta de elevación y arrastre que se utiliza para aplicaciones en las que se requiere una fuerza manual para mover cargas pesadas. Consiste en un tambor cilíndrico alrededor del cual se enrolla una cuerda o cable, y una manivela que se utiliza para girar el tambor y aplicar la fuerza necesaria para mover la carga.

    Los cabestrantes manuales son comúnmente utilizados en aplicaciones como la elevación de objetos pesados en un taller mecánico, el arrastre de un vehículo atascado en la carretera, la elevación de materiales en una construcción o la carga y descarga de barcos pequeños en un puerto.

    Una de las ventajas de los cabestrantes manuales es su portabilidad y facilidad de uso. Debido a que no requieren de electricidad ni de combustible, se pueden utilizar en lugares remotos o en situaciones de emergencia. Además, su tamaño compacto los hace fáciles de almacenar y transportar.

    Sin embargo, es importante tener en cuenta que los cabestrantes manuales tienen una capacidad limitada de carga y no son adecuados para levantar o mover cargas demasiado pesadas. Además, se requiere de cierta habilidad y experiencia para utilizarlos de manera segura y efectiva, especialmente en situaciones de emergencia.

    En resumen, un torno manual o cabestrante manual es una herramienta de elevación y arrastre que utiliza la fuerza manual para mover cargas pesadas en diversas aplicaciones. Aunque tienen limitaciones en cuanto a su capacidad de carga, su portabilidad y facilidad de uso los convierten en una herramienta valiosa en situaciones en las que no se dispone de energía eléctrica o combustible.

    Un cabestrante eléctrico es una herramienta de elevación y arrastre de carga que utiliza energía eléctrica para su funcionamiento. Está compuesto por un motor eléctrico que transmite la potencia a un sistema de engranajes que acciona un tambor alrededor del cual se enrolla la cuerda o cable de acero.

    La principal utilidad de un cabestrante eléctrico es en la elevación de cargas, especialmente en lugares donde la carga es muy pesada y no puede ser levantada por medios convencionales. También se utiliza para arrastrar objetos pesados, como remolques, barcos, maquinaria agrícola, entre otros.

    Los cabrestantes eléctricos son utilizados en diversos sectores como la construcción, la minería, la industria marítima y la agricultura, ya que proporcionan una gran fuerza de tracción y levantamiento con un mínimo esfuerzo humano y con una mayor seguridad para el operador.

    En cuanto a su instalación, los cabrestantes eléctricos pueden ser fijos o portátiles. Los fijos se instalan en un lugar determinado y se utilizan para elevar cargas en un espacio específico. Los portátiles, por otro lado, son más flexibles y pueden ser trasladados y utilizados en diferentes lugares.

    Un cabestrante hidráulico es una herramienta que se utiliza para levantar o tirar de cargas pesadas utilizando energía hidráulica. Está compuesto por un motor hidráulico que acciona un tambor que enrolla una cuerda o cable de acero. Al accionar el motor, se crea una fuerza de tracción en la cuerda que permite levantar o arrastrar la carga.

    El cabestrante hidráulico es muy utilizado en industrias, construcciones, y en la marina, ya que su gran capacidad de carga y resistencia lo hacen ideal para trabajos que requieren de un gran esfuerzo. Además, el control hidráulico de la velocidad y la fuerza lo hacen una herramienta más segura y eficiente que otros tipos de cabestrantes.

    El cabestrante hidráulico puede ser operado manualmente o mediante sistemas automatizados. También existen modelos de cabestrantes hidráulicos portátiles, que son más pequeños y livianos, lo que los hace ideales para ser transportados y utilizados en lugares remotos o de difícil acceso.

    Un cabestrante 12V es un tipo de cabestrante eléctrico que funciona con una fuente de energía de 12 voltios, como la batería de un vehículo. Estos cabestrantes son muy populares entre los propietarios de vehículos todo terreno y los entusiastas de la aventura al aire libre, ya que son portátiles y fáciles de usar en lugares remotos.

    Los cabestrantes 12V suelen tener una capacidad de carga de entre 600 y 5.000 Kg, dependiendo del modelo y la marca. Son adecuados para remolcar vehículos, levantar objetos pesados y tirar de equipos y materiales en diferentes situaciones. Además, estos cabestrantes suelen ser resistentes y duraderos, con materiales como acero inoxidable y cables de acero galvanizado para soportar la tensión y el desgaste.

    En general, los cabestrantes 12V son una herramienta útil para aquellos que necesitan levantar o mover objetos pesados en áreas remotas o de difícil acceso. Sin embargo, es importante utilizarlos correctamente y seguir todas las medidas de seguridad necesarias para evitar lesiones o daños a la propiedad.

    Un cabestrante 4×4 es un tipo de cabestrante diseñado específicamente para su uso en vehículos todoterreno, como camiones o SUV. Estos cabestrantes están diseñados para ayudar a recuperar un vehículo atascado en terrenos difíciles, como barro, arena o rocas.

    El término «4×4» se refiere a la tracción en las cuatro ruedas del vehículo, lo que significa que todas las ruedas pueden ser utilizadas para ayudar a tirar del vehículo atascado. El cabestrante 4×4 se monta generalmente en la parte frontal del vehículo, y se puede controlar mediante un control remoto desde dentro del vehículo o manualmente mediante una manivela.

    Los cabestrantes 4×4 tienen una capacidad de carga y velocidad de línea que varía según el modelo y la marca. También pueden ser accionados por electricidad o hidráulica, y se pueden equipar con accesorios como cables de acero, guías de cable y frenos de tambor.

    En general, los cabestrantes 4×4 son una herramienta útil para los entusiastas del todoterreno, trabajadores de la construcción y operadores de vehículos pesados que necesitan una forma eficiente y segura de recuperar un vehículo atascado.

    Un cabrestante para tractor es un dispositivo de elevación y tracción que se monta en la parte delantera o trasera de un tractor. Está diseñado para ayudar a mover objetos pesados, arrastrar troncos, tirar de vehículos atascados, entre otras aplicaciones en el campo y en la construcción.

    El cabrestante para tractor consta de un tambor donde se enrolla el cable o la cuerda de acero, un motor eléctrico o hidráulico, una caja de engranajes y un sistema de control. Los tractores modernos a menudo tienen sistemas hidráulicos integrados que pueden accionar el cabrestante, lo que permite un mayor control y precisión en la operación.

    Los cabrestantes para tractor son útiles en una amplia variedad de situaciones, como la tala de árboles, la construcción de carreteras y la agricultura. También se utilizan en el mantenimiento de la propiedad, como para limpiar árboles caídos y otros escombros. Además, son muy útiles en la industria forestal para arrastrar troncos y en la industria minera para mover cargas pesadas.

    Un cabestrante forestal es un tipo de cabestrante diseñado específicamente para su uso en operaciones forestales, como la tala de árboles y la extracción de madera. Estos cabestrantes suelen ser más robustos y duraderos que los cabestrantes utilizados en otros tipos de operaciones de elevación de carga, debido a las duras condiciones en las que se utilizan en el bosque.

    Los cabestrantes forestales suelen ser alimentados por un motor de gasolina o diesel, y pueden ser operados de forma manual o mediante control remoto. Además, algunos modelos pueden estar equipados con características especiales, como frenos automáticos y sistemas de control de tensión de la cuerda, para garantizar la seguridad y la eficacia en la extracción de troncos y otros materiales forestales.

    Un cabestrante para barcos es una herramienta que se utiliza para controlar el movimiento de las cargas y el equipo a bordo del barco, y para facilitar la navegación y el fondeo seguro en puertos y aguas profundas. El cabestrante náutica se utiliza para enrollar o soltar el ancla, controlar la tensión de las líneas de amarre, levantar y bajar la carga y controlar el movimiento de los objetos pesados a bordo.

    Los cabestrantes para barcos se clasifican según el tipo de embarcación para la que están diseñados. Un cabestrante de proa es un tipo de cabestrante utilizado en la proa de la embarcación para controlar el movimiento de la cadena del ancla. Un cabestrante de popa se utiliza para controlar el movimiento de las líneas de amarre en la popa del barco.

    Un cabestrante eléctrico 220V es un dispositivo de elevación que utiliza un motor eléctrico alimentado por una fuente de energía de 220 voltios para enrollar, desenrollar y controlar una cuerda o un cable de acero. Este tipo de cabestrante es comúnmente utilizado en aplicaciones de elevación de carga en el hogar, en la industria y en la construcción.

    Los cabestrantes eléctricos 220V tienen la ventaja de ser fáciles de usar, ya que solo requieren que se conecten a una fuente de energía eléctrica para funcionar. Además, estos cabestrantes tienen una capacidad de carga relativamente alta y pueden ser controlados de forma remota, lo que los hace ideales para aplicaciones de elevación en áreas de difícil acceso o peligrosas para los trabajadores.

    Un cabestrante portátil es un tipo de cabestrante que se puede transportar fácilmente y que se utiliza en lugares donde la instalación de un cabestrante fijo no es posible o práctica. Este tipo de cabestrante es generalmente más pequeño que los cabestrantes fijos y puede tener una capacidad de carga menor, pero sigue siendo lo suficientemente robusto para manejar cargas pesadas.

    Los cabestrantes portátiles pueden funcionar con diferentes tipos de energía, como la electricidad, la hidráulica o la energía humana. Los cabestrantes portátiles manuales suelen ser accionados por una manivela, mientras que los eléctricos y los hidráulicos pueden ser accionados por un motor.

    Los cabestrantes portátiles se utilizan a menudo en aplicaciones de rescate y recuperación, como en vehículos todoterreno, barcos, aviones, equipos de construcción y operaciones de salvamento. También son útiles para levantar cargas en áreas remotas o de difícil acceso, como en zonas montañosas o boscosas, y en aplicaciones agrícolas y forestales.

    Si estás interesado en utilizar un cabrestante, es importante conocer algunas de las características técnicas más importantes que debes tener en cuenta antes de elegir uno. Aquí hay algunas cosas técnicas que necesitas saber acerca de un cabrestante:

    1. Capacidad de carga: La capacidad de carga es la cantidad máxima de peso que puede levantar o arrastrar el cabrestante. Es importante elegir un cabrestante con la capacidad adecuada para la tarea que necesitas realizar.
    2. Velocidad: La velocidad de un cabrestante se refiere a la velocidad a la que puede levantar o arrastrar cargas. Es importante elegir una velocidad que sea adecuada para la tarea que necesitas realizar, ya que una velocidad inadecuada puede afectar la seguridad y la eficiencia del trabajo.
    3. Longitud del cable: La longitud del cable es la distancia máxima que puede alcanzar el cable del cabrestante. Es importante elegir una longitud de cable adecuada para la tarea que necesitas realizar, ya que una longitud inadecuada puede afectar la seguridad y la eficiencia del trabajo.
    4. Tipo de cable: El tipo de cable puede variar según el tipo de cabrestante y la tarea que se necesita realizar. Por ejemplo, algunos cabrestantes utilizan cable de acero, mientras que otros utilizan cable sintético. Es importante conocer las diferencias entre los diferentes tipos de cable y elegir el adecuado para la tarea que necesitas realizar.
    5. Fuente de energía: Los cabrestantes pueden ser alimentados por diferentes fuentes de energía, como electricidad, gasolina o hidráulica. Es importante conocer las diferencias entre los diferentes tipos de energía y elegir el adecuado para la tarea que necesitas realizar.
    6. Funciones de seguridad: Los cabrestantes pueden incluir diversas funciones de seguridad, como limitadores de carga, frenos de emergencia y sistemas de protección contra sobrecarga. Es importante conocer estas funciones y asegurarse de que el cabrestante que elijas incluya las funciones de seguridad adecuadas para la tarea que necesitas realizar.

    En resumen, algunas de las características técnicas más importantes que debes conocer acerca de un cabrestante incluyen su capacidad de carga, velocidad, longitud y tipo de cable, fuente de energía y funciones de seguridad. Es importante elegir un cabrestante que se adapte a tus necesidades y que incluya las características técnicas adecuadas para la tarea que necesitas realizar.

    Polea: Mecanismo para mover o levantar cosas pesadas, que consiste en una rueda que gira alrededor de un eje, con una canal o garganta por donde se hace pasar la cuerda o el cable de acero.

    Ganchos, Grilletes, Guardacabos: Son los elementos más utilizados para la confección de cables con terminales. Los puedes encontrar en nuestro apartado de <Cadenas de elevación>   <Accesorios alta resistencia>  <Accesorios galvanizados y accesorios inoxidables>  <Trincaje de mercancías

    Cable de acero Galvanizado o Cable Inoxidable: El cable está confeccionado a partir de un número de cordones colocados helicoidalmente alrededor de un núcleo téxtil o metálico. Existen cables con alambres sin galvanizar, galvanizados, inoxidables, etc…

    Tambor de cabrestante: Cuerpo base de los tornos y cabrestantes, para almacenar el cable o elemento sintético.

    Equilibradores: Elemento de suspensión de seguridad formado por carcasa, resorte y cable de acero. Sistema de seguridad para el bloqueo de caída de carga.

    Aparato de tracción: Elemento de tracción, formado por carcasa metálica o de aluminio que por manejo manual, puede arrastrar, elevar etc… cargas a través de un cable de acero.

    Cable para aparatos de tracción: Adecuado para este tipo de maquinaria, cumple con la Directiva de Maquinaria 2006/42 / CE.

    2024-04-15T08:28:17+02:00
    Ir a Arriba